martes, 29 de diciembre de 2015

una niña moribunda morirá (la confesión de dara)

entre mi pesar melancólico...
mi poca perspectiva personal...
mi falta de mirada más allá de mis
tremendos pequeños dramas existenciales…
me acostumbré a sufrir...
porque...
es gratis
es fácil
ha sido siempre así
me sentía cómoda
me salen mejor los versos
y permanezco dentro del termis
distinto es levantarse sintiendo que
tienes el corazón lleno de amor y a la vez
tienes la posibilidad de decir “te quiero” 
genuina
y honradamente y que te respondan: 
"yo también..."
ese amar por amar…
sin ningún tipo de
moneda oficial a cambio
sin condiciones
en la libertad absoluta de amar porque sí
ese dejar ir...
ese soltar...
me ha hecho mirar diferente respecto de las falsas
expectativas personales que
uno pone en una relación que le importa de verdad
la paz de un amor en libertad
es una sensación de bienestar inconmensurable
necesitaba un amor en paz
necesitaba sentirme libre para amar
necesitaba saber que un amor loco...
no, necesariamente ,es un amor ruidoso...
es encontrar en el silencio la mirada que te mira
no creas que ese recordatorio, que reitero a diario,
“déjalo ir” ,
“suelta” es solo un adorno en el relato porque queda bien 
y es tendencia actual en las relaciones que parece que funcionan...
no es tan simple
es leerme en las letras que me encontré
es mirarme en el espejo que toda la vida me dio la espalda
es repetirme a mí misma que me merezco que me quieran
sin el soborno de la presencia o el abrazo urgente
solo eso...
en pleno aprendizaje de un diálogo interior profundo,
sostenido, difícil, me permito este sentir que me describe como soy
insegura
temrosa
apasionada
terca
pero aguerrida cuando me propongo cambiar lo que se necesita cambiar...
aunque me lleve el resto que me queda de vida...
aunque no lo logre nunca...
aunque me equivoque...aunque lo logre...
nunca voy a dejar que esta niña moribunda
que me ha sobrevivido siga
adulando mis tristezas mas profundas
y opacando y oscureciendo
lo que tiene luz y se intensifica
el próximo paso es matar a esa niña 
que me ha dominado
y renacer
aunque escriba versos de melancolía y nostalgia
y me lea en letras propias o ajenas
que algo debo haber hecho distinto que esta vez...funcionó...

Luca y Dara
En el acantilado
Águeda Dabor

miércoles, 30 de septiembre de 2015

paciencia...

paciencia...
otra vez paciencia...
cada vez paciencia...
siempre paciencia...

paciencia...
con la paciencia...
(casi...me equivoco
y escribo...
resignación...
pero no...
paciencia...)

algo más...
un poco más...
de...
paciencia...


águeda dabor






sábado, 26 de septiembre de 2015

verdad testimonial LVIII


uno...
a veces...
se siente...
un pobre infeliz...
mendigando un poco de amor...
haciendo señales que nadie ve....
buscando algo de luz porque la oscuridad agobia....

sabiendo que la espera no terminará fácilmente....
buscando sin encontrar lo que ha soñado...
velando los sueños que mueren..
esperando otra respuesta....
uno ...
a veces
se siente
un pobre infeliz...

Águeda Dabor
Verdad Testimonial LVIII

sábado, 19 de septiembre de 2015

sería mejor no darse cuenta...

a veces...
sería mejor...
no entender del todo...

sería mejor...
creer que...
a la vuelta de la esquina...
te encuentras con los brazos abiertos y una bienvenida inacabada...

sería mejor...
no darse por aludido ante el desamor...
sería mejor no escuchar el silencio...
sería mejor emparchar los descosidos que andar roto...

sería mejor....
no darse cuenta de nada...
pero la realidad me muestra que no estás a la vuelta de la esquina y que ...
yo también falté...
a la cita...

a veces...
es mejor no entender...

águeda dabor
luna sin vos

sábado, 22 de agosto de 2015

para que a uno lo lean...


siempre...
en el borde...
de una delgada línea...
entre extrañarte...
y no...
sabiendo las veces...
que faltas...
la costumbre hace lo que debe...
pero yo...
que soy terca...
me empecino en recordarte...
las veces que se me da la gana...
no sé ni para qué...
sólo para recordarme...
que tu desgano...
atenta contra las ganas de ti...
así no se puede ser feliz...
no es luchar...
para que te quieran...
es querer que te quieran...
bien...
que también te extrañen...
que te sueñen...
que hagas faltas...
en ese lado del corazón
donde duele
si no estás...
pero no...
no es así
la realidad de estos días...

así que...
sigo...
siempre...
en el borde...
de una delgada línea...
entre extrañarte...
y no...
sabiendo las veces...
que faltas...
la costumbre hace lo que debe...
pero yo...
que soy terca...
me empecino en recordarte...

águeda dabor - para que a uno le lean